Durante esta mañana fue emitido por la Contraloría de la Universidad Austral de Chile el informe de la investigación enmarcada en la denuncia realizada en junio de este año, por la expresidenta del Sindicato de Docentes de la casa de estudios, Claudia Letelier.

En el documento firmado por la contralora Carolina Jofré se estableció que Letelier, además de complejizar la labor del ente investigador, hizo acusaciones lejanas a la realidad a través de la “investigación informal”, en la que dio a conocer presuntas irregularidades relacionadas a la esposa del rector, a otros directivos y profesionales de la Universidad, como también a proveedores externos a la UACh.

Cabe recordar que, en la denuncia presentada en un documento que vio la luz pública hace casi seis meses, se hizo alusión a una presunta malversación de fondos públicos, como también se puso en tela de juicio al personal de algunos órganos internos de la UACh, específicamente por los parentescos de Zita Muñoz –esposa del rector Óscar Galindo– y la participación de familiares directos en proyectos relacionados con la entidad universitaria, entre otros aspectos.

Sin embargo, en el detallado informe de la Contraloría de la UACh, elaborado con un expediente cercano a las siete mil fojas, se descartó –entre otras cosas– que Muñoz haya contratado a su madre, hermana y otros parientes mencionados, comprobando también que la involucrada ha desarrollado numerosos proyectos internos y externos para la UACh, apegándose a reglamentos universitarios y a protocolos de los fondos públicos ejecutados, siendo supervisada por unidades internas y por el Ministerio de Educación –en caso del proyecto PACE–, el cual ha aprobado de manera satisfactoria la totalidad de las rendiciones financieras presentadas.

En la línea de lo anterior, se esclareció la situación del personal asociado a la Vicerrectoría de Gestión Económica y Administrativa de la casa de estudios, cuestionada en su momento por la contratación de asesores, por sus rendiciones de gastos y un presunto mal uso de recursos por concepto de viáticos, como también se conocieron actuales lineamientos del Plan de Infraestructura Académica 2018-2022, el cual otorgó respuestas a inquietudes asociadas a términos económicos.

En el informe también se conoció la formulación de cargos contra la directora de la Dirección de Vinculación con el Medio de la UACh, Leonor Adán, quien finalmente fue absuelta por una serie de órdenes de compra y factura que se habrían pagado directamente a una empresa independiente de responsabilidad limitada, aun cuando es facultad de la UACh determinar si se realiza o no un proceso de licitación en relación con recursos invertidos en su Patrimonio Institucional.

Finalmente, la contralora expuso en el informe que se puso “especial énfasis en revisar los tipos penales de negociación incompatible, administración desleal y corrupción entre particulares sin que se encontrare ninguna evidencia que permita sostener que algún integrante de la corporación o de sus cuerpos colegiados haya incurrido en alguna de estas prácticas, no considerándose pertinente, en consecuencia, recomendar la realización de alguna denuncia”.

Sobre el informe, la funcionaria de la universidad y esposa del rector Galindo –mencionada en una veintena de ocasiones durante el informe– Zita Muñoz, señaló que “durante más de seis meses he esperado paciente y respetuosamente los resultados de la Contraloría, entidad que me ha informado que no han encontrado ninguna falta en las actividades que estan bajo mi responsabilidad, por tanto, no me han formulado cargos. La denuncia maliciosa de la que he sido objeto me ha causado un daño personal, familiar y profesional irreparable que ha afectado seriamente mi salud y gravemente mis derechos fundamentales”.

Muñoz concluyó agregando que “seguiré luchando para que mi honra y mi condición de mujer profesional y autónoma sean reconocidos y debidamente reparados y haré uso para ello de todos los medios normativos y legales existentes, con el único objetivo de que ningún otro u otra integrante de nuestra comunidad universitaria vuelva a vivir el maltrato, la misoginia y el hostigamiento del que he sido objeto”.

Por editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *