El doctor en Biología Celular y Molecular del Departamento de Ciencias de la Facultad de Medicina y Ciencia de la USS Valdivia, Angel Astroza, coincide con la OMS (Organización Mundial de la Salud) en que son necesarias mayores investigaciones sobre el impacto de las mutaciones del Coronavirus.

La alerta la ha puesto la comunidad científica internacional, que pide especial cuidado, dado que se han identificado desde el inicio de la Pandemia varias cepas o variantes del Sars-CoV-2, el cual es el microscópico patógeno causante del Covid-19.

Tal como señala Astroza, para profundizar en este tema es esencial –primero- comprender qué son las mutaciones. “Existen diferentes tipos, mutaciones génicas, cromosómicas y genómicas. Las mutaciones génicas son cambios que ocurren a nivel de las unidades moleculares que forman el material hereditario (ADN), llamados nucleótidos, –la adenina, timina, citosina y guanina. Estas moléculas forman un código, que se organiza en diferente orden y número, y constituyen lo que conocemos como genoma”, apunta.

A lo que acota: “Cualquier alteración de este código por algún factor interno o externo puede afectar la expresión o funcionalidad de “herramientas moleculares”, tales como las proteínas y enzimas, que son las que realizan las funciones celulares en los seres vivos”.

Asimismo, el docente del Bachillerato en Ciencias de la Salud USS Valdivia, indica que las mutaciones ocurren más a menudo de lo creemos y son la principal causa de las adaptaciones evolutivas de todos los seres vivos, lo que nos incluye. “Sin embargo, en humanos la gran mayoría de esas mutaciones se detectan y reparan rápidamente por diferentes mecanismos celulares, o bien las células que las sufren son eliminadas. Algunas de estas mutaciones pasan silentes -sin efecto- y otras resultan en graves alteraciones de las “herramientas moleculares”, dando origen por ejemplo a patologías”, sostiene.

Mutaciones y el coronavirus

Ahora, según comenta el académico, los microorganismos y los virus no son la excepción, y también pueden sufrir mutaciones en sus genomas, que afectan a sus herramientas moleculares. “Es más, ésta es la razón por la cual algunos virus que infectaban sólo a animales pueden infectar al ser humano, como es el caso del SARS-Cov2. Los virus utilizan la maquinaria de las células a las cuales infectan para poder replicar su genoma y multiplicarse, independiente del tipo de virus y su mecanismo de infección, todos terminan multiplicándose y matando a la célula que infectaron”, precisa.

Es así como, por cada replicación viral puede ocurrir alguna mutación en el genoma del virus, afectando a sus herramientas moleculares que forman parte de su estructura y/o que le permiten reconocer a su blanco de infección. “En un boletín entregado por la OMS en mayo de este año, se analizaron más de 10 mil secuencias del genoma de SARS-Cov2 de pacientes de 68 países, encontrándose una gran cantidad de mutaciones a diferente nivel del genoma del virus, algunas silentes, otras que no estaban en las regiones génicas, y otras que sí”, recalca.

“Otro estudio reciente del Centro de Investigación de Virus de la Universidad de Glasgow (Reino Unido) asegura que estas mutaciones no tendrían ningún efecto en la biología del virus o en la agresividad de la enfermedad que causan. Pero sin lugar a duda, el número de personas confirmadas con COVID-19 ha aumentado rápidamente en los últimos 5 meses sin señales de disminuir en un futuro cercano, dándole así al virus mayores oportunidades de seguir infectando y replicándose, aumentando las posibilidades de que se generen mutaciones que podrían alterar sus herramientas moleculares”, enfatiza.

Por todo lo anterior, es que el especialista concluye que, “la batalla contra este coronavirus va a ser muy larga, y hasta que no contemos con vacunas seguras y eficaces, o fármacos antivirales específicos se hace fundamental que exista una constante vigilancia epidemiológica y molecular del virus por parte de la comunidad científica, en donde la población es una pieza importantísima en esta batalla, manteniendo las medidas sanitarias recomendadas por las autoridades de salud”.

Por editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *