Desde Bachillerato en Ciencia de la Salud de la U. San Sebastián entregan consejos ante interrogantes de cómo hacer una correcta solución de limpieza para prevenir el COVID-19.

No mezclar el cloro con alcohol ni con agua caliente, utilizar la solución sólo para un día, limpiar con detergente la suciedad antes de aplicarlo, dejar fuera del alcance de los niños, y revisar las indicaciones del envase, son algunas de las principales recomendaciones que entrega la directora del Bachillerato en Ciencias de la Salud USS Valdivia, Carolina Barriga.

Esta semana un estudio del Centro de Información Toxicológica de la UC mostró que aumentaron en 64% las intoxicaciones por productos de limpieza, liderado por el cloro, que superó a los fármacos, como paracetamol y clonazepam, que cada año encabezan la lista.

Por lo mismo, y ante esta alerta, es que se hace necesario conocer cuáles son las soluciones adecuadas de los productos de limpieza y su manipulación, dependiendo su empleo.

Así lo indica Carolina Barriga, directora del Bachillerato en Ciencias de la Salud USS Valdivia, quien si bien advierte que no está confirmado –científicamente- que el COVID-19 se transmita a través de los alimentos es preciso desinfectar frutas y verduras.

“Para frutas y verduras se debe preparar una solución más diluida de cloro, mezclando 5 ml de cloro comercial -equivalente a una cucharada de té- con 1 Litro de agua”, señala.

En tanto para superficies, indica que, “se puede utilizar una solución formada por 50 ml de cloro comercial en 1 litro de agua y almacenarla en un aspersor. Otra forma de desinfección es utilizar una solución de alcohol de 70° con un aspersor. Es importante subrayar que alcohol y cloro no se pueden mezclar”.

Asimismo, la docente recomienda que de manera previa a la desinfección se haga una correcta limpieza, “entendiéndose por limpieza retirar la suciedad grosera de superficies, lo cual se realiza con agua, paño adecuado y un detergente comercial. Es muy importante retirar con abundante agua todo resto de detergente. Con esta limpieza contribuimos de reducir la cantidad de microorganismos en nuestras superficies”, explica.

Luego, tal cual relata la docente, la idea es mantener la superficie en contacto con la solución de cloro por un par de minutos, siendo necesario hacer una mezcla nueva cada día. “La solución desinfectante formada por cualquier marca de cloro comercial y agua en la proporción señalada debe mantenerse idealmente en un recipiente tipo aspersor oscuro, hermético y no más de un día, dado que después de este período la efectividad del cloro activo, agente que realmente entra en contacto con los microorganismos para producir la desinfección va disminuyendo”, advierte.

Por último, recalca que, “no debiera prepararse la solución con agua caliente, dado que se desprenden vapores tóxicos que afectan las vías respiratorias, de la misma manera la solución pierde su poder desinfectante”.

¿Qué es el cloro activo?
El generalmente llamado “cloro comercial” es una disolución concentrada compuesta de hipoclorito de sodio en su forma de sal y agua destilada, su poder desinfectante radica que en solución acuosa mata bacterias y virus, rompiendo sus enlaces moleculares. La eficacia de esta disolución como desinfectante está dada por la cantidad de “cloro activo” que contenga el producto inicial.

Pero, ¿qué es el cloro activo? “Esto se explica de la siguiente manera, una solución comercial de cloro no es más desinfectante mientras más Hipoclorito de sodio contenga, será más eficiente mientras más cloro activo contenga, entendiéndose por cloro activo al cloro que es capaz de interactuar con los microorganismos causando su muerte”, indica Barriga.

“La solución preparada debe mantenerse en un recipiente oscuro, hermético y debe prepararse a diario, ya que con el tiempo y en contacto con el oxígeno se oxida y pierde su poder desinfectante, por la misma razón no debe mezclarse con detergentes, vinagre u otros agentes de limpieza”, enfatiza.

Por editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *