Como una señal potente, que no deja espacio para la ambigüedad, y que refuerza la política de tolerancia 0 frente a la violencia contra la mujer, calificó el seremi de Gobierno en Los Ríos, Pedro Lamas, la promulgación de la Ley Gabriela por parte del Presidente de la República Sebastián Piñera.

La autoridad regional recordó que esta ley modifica de manera importante la tipificación de femicidio, incorporando los asesinatos de mujeres por parte de sus parejas sin convivencia (pololeo) y establece la figura de femicidio por razones de género, que tendrá penas de presidio mayor en su grado máximo a presidio perpetuo.

«Nuestro Presidente Sebastián Piñera ha hablado fuerte y claro: nuestro Gobierno tiene tolerancia 0 para la violencia contra la mujer. Con esta ley, que tiene su origen en una iniciativa legislativa transversal, estamos atendiendo temas de fondo que hasta ahora no eran considerados. Con esta ley avanzamos cada vez más en nuestro objetivo de buscar igualdad de derechos, oportunidades y dignidad entre hombres y mujeres”, señaló.

Lamas agregó que “tal como ha dicho nuestra Ministra de la Mujer y Equidad de Género, necesitamos tener conciencia de que el desafío grande tiene que ser comprender que las mujeres tienen igual dignidad, iguales derechos, y que nadie, por ninguna circunstancia, puede aceptar la violencia contra ellas, ni contra nadie”, completó.

Finalmente, el vocero de Gobierno en Los Ríos recordó que existe el número 1455, al cual cualquier persona que sea víctima o testigo de una situación de violencia contra la mujer, puede llamar para denunciar y pedir orientación sobre cómo actuar. Cabe destacar que se trata de un número gratuito, con atención las 24 horas.

Entre los principales alcances de esta nueva ley, se considerará “razón de género” cuando el femicidio se produzca porque:

· La víctima esté embarazada
· Por haberse negado la víctima a establecer, con el autor, una relación de carácter sentimental o sexual.
· Cuando el delito se comete tras haber ejercido contra la víctima cualquier forma de violencia sexual.
· Cuando la víctima ejerza o haya ejercido la prostitución.
· Cuando la víctima haya querido evitar la muerte o agresión de otra mujer.
· Cuando se haya realizado con motivo de la orientación sexual, identidad de género o expresión de género de la víctima.
· Cuando ocurra en cualquier tipo de situación en la que se den circunstancias de subordinación por las relaciones desiguales de poder entre el agresor y la víctima, o cualquier forma de discriminación.

De la misma forma, cuenta con los siguientes agravantes:

· Cuando la víctima tenga un parentesco hasta el tercer grado con el agresor
· Cuando la víctima esté en situación de vulnerabilidad
· Cuando es menor de edad
· Cuando existan antecedentes de violencia física, psicológica o sexual contra la víctima
· Cuando el asesinato se haya hecho frente a sus hijos, padres o hermanos.

Por editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.