Así lo explicó el Gobernador del Ranco (S) Tomás Mandiola Lagos, quien destacó la iniciativa como un nuevo sistema más simplificado para los chilenos, más transparente en su mecanismo, y que entrega mayor certeza tributaria y mayor equidad a fin de hacer más justo y progresivo el sistema impositivo. “Lo ha dicho nuestro Presidente Sebastián Piñera, Chile necesita retomar el diálogo, la amistad cívica y la búsqueda de consensos. Es el clima de diálogo y la prioridad por el bien común, por sobre intereses políticos particulares, lo que ha permitido que esta Modernización sea Ley de la República”, expresó el Gobernador (S).

La Modernización Tributaria, en materia de recaudación aumenta los ingresos del país en casi 1% del PIB, equivalente a casi US$2.204 millones anuales; tal recaudación proviene en un 55% de los chilenos de mayores recursos (US$1.222 millones) y permitirá financiar de manera responsable la agenda social propuesta por el Gobierno.

INVERSIÓN
También presenta como principales focos el potenciamiento de las Pymes, el apoyo a la población de personas mayores, la digitalización, la simplificación del sistema tributario, la certeza tributaria y el incentivo a la inversión.

En este último punto, la autoridad recalcó que la inversión no debe perderse de vista, dejándose en un segundo plano a causa del contexto que acontece en el país, ya que “el incentivo a la inversión es un elemento central para el desarrollo y el crecimiento económico, sin los cuales será imposible potenciar a las Pymes y empresas familiares, y por ende, el empleo y la calidad de vida de las familias”.

“Además, una mayor inversión ayudará a revitalizar una economía que se ha visto bastante afectada los últimos meses por una violencia totalmente injustificada y alejada de las legítimas y pacíficas demandas de la ciudadanía. El crecimiento económico es la única forma en que el Estado pueda recaudar los recursos necesarios para financiar la Agenda Social que queremos sacar adelante. Sin una economía fuerte, no podremos generar más y mejores empleos ni tampoco financiar de manera sustentable las reformas sociales que el país nos demanda”, enfatizó Tomás Mandiola.

Entre las principales medidas de la modernización tributaria están el futuro régimen Pro-Pyme; además el régimen único semi-integrado para grandes empresas; incentivo a la inversión; rebaja de contribuciones a adultos mayores; recaudación progresiva para los contribuyentes de mayores ingresos; y creación de la Defensoría del Contribuyente (DEDECON), entre otras.

Por editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *