La tarde de ayer, la Cámara de Diputados aprobó por unanimidad el proyecto de Ley que hace alusión al crimen de Gabriela Alcaíno de 17 años junto a su madre Carolina Donoso, en manos de su ex pololo. Este proyecto modifica el código penal y establece un nuevo tipo penal de femicidio íntimo, ampliando esta figura a las parejas sin convivencia y a los padres de hijo en común.

También tipifica un nuevo delito de femicidio por razón de género, que contempla cualquier asesinato de una mujer por el solo hecho de serlo. Además establece agravantes especiales para este delito, como por ejemplo que la víctima sea menor de edad o se encuentre embarazada.

La iniciativa que fue fuertemente respaldada por nuestro Gobierno, encabezada por la Ministra de la Mujer y la Equidad de Género, Isabel Plá, fue destacada por la secretaria regional de la cartera en Los Ríos, Waleska Fehrmann, quien indicó que con esto “estamos dando un paso adelante no solo para cerrar una ventana de impunidad sino también para convencer a ese Chile que aún no se convence que hay un tipo de violencia especial, brutal y que está dirigida especialmente hacia las mujeres”.

Sobre lo mismo, la Seremi Waleska Fehrmann también agregó que “para nuestro gobierno esta moción fue muy significativa y por eso le pusimos urgencia hace un año y por eso le hemos puesto discusión inmediata esta semana. Era muy importante dar una señal potente en nuestra legislación para cerrar una ventana de impunidad cuando la muerte de una mujer en ciertas circunstancias tiene una pena que es la pena máxima que contempla nuestro código penal como es la pena de presidio perpetuo, y cuando la muerte de otra mujer en circunstancia muy similares pero que no cumple con la condición de haber convivido con su criminal tiene una pena que puede ser en torno a los 10 o 15 años y esa injusticia nos parecía que era muy importante repararla”.

En relación al contexto regional, Fehrmann destacó la relevancia de este avance legislativo “considerando que en nuestra región de Los Ríos tenemos casos del año 2019 en los que esta ley, si hubiera estado promulgada, se podría haber aplicado”.

La Ley establece penas que van desde el presidio mayor en su grado máximo a presidio perpetuo calificado, es decir, de 15 años y 1 día a 40 años.

El proyecto contó con el apoyo del Gobierno, que en la última semana le puso discusión inmediata, además de la urgencia que mantuvo durante todo el año 2019.

Por editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *